Qué visitar

Visita nuestro Valle de Aconcagua, un lugar donde todo comienza

 

 

 

El Valle de Aconcagua es un destino particular, en él conviven ecosistemas diversos que permiten la observación de una flora y fauna rica y representativa de Chile, actividades económicas igualmente diversas que proporcionan un entorno en dónde podremos disfrutar de la cordillera y el campo con solo girar la mirada. Este valle, el Gran Valle de Aconcagua se establece como un destino turístico atractivo por sus recursos variados lo cual se suma a su ubicación privilegiada. Si tuviéramos que identificarlo en pocas palabras, diríamos que es variedad y confort. Recursos naturales privilegiados acompañados de una oferta turística diversa pensada para cada tipo de visitante.
 
Cuando viajamos buscamos enriquecer nuestras experiencias de vida, encontrar esos detalles que marcarán nuestro viaje y que harán qué quien regresa no sea el mismo que se fue. Al llegar al Valle de Aconcagua, lo primero que veremos será la imponente Cordillera de Los Andes desde prácticamente todos los puntos, sus grandes cumbres, y también sus cerros islas como el Cerro Mocoen o el Mercacha, que cobijaron a parte de las culturas ancestrales. En ellos podrás acceder a hermosas panorámicas del valle completo. En este contexto, no puedes dejar de subir al clásico Cerro de la Virgen, un cerro isla ubicado en la ciudad de Los Andes a pocas cuadras del centro. El acceso no representa mayores dificultades y no se necesita más que ropa cómoda y calzado para trekking. El tramo hasta la cumbre no toma más de 40 minutos y desde ella se tiene una vista de toda la ciudad y de gran parte del resto del Valle de Aconcagua. 
                                                                                                                                                                                                                                              
Parque Andino Juncal
Inspiración Natural
 
Un valle con entornos maravillosos y recursos naturales en todas partes resulta un sitio perfecto para que la naturaleza nos envuelva, nos purifique y llene de energías renovadas. Desde la vista a la imponente cordillera hasta los añeroscaminos rurales que recorren las distintas comunas, visitar este destino turístico es una experiencia en constante relación con lo natural.
Sin duda, uno de los lugares más representativos de la experiencia natural del Valle de Aconcagua es el Parque Andino Juncal, que ha sido reconocido por su riqueza en humedales. Inmerso en plena cordillera, este parque permite al visitante rodearse de la naturaleza con escasas posibilidades de entrar en contacto con otros turistas. Un lugar rico en flora y fauna donde sentirás la grandeza de nuestra cordillera.
 La laguna del Inca en el sector del Hotel Portillo (camino internacional) es un lugar milenario cargado de una bellísima leyenda Inca. Visitarla significa descubrir un paisaje cordillerano maravilloso y una historia de amor que no olvidarás. 
¿Y si visitamos la montaña, nos adentramos en sus costumbres y paisajes de altura?  La localidad de Campos de ahumada, está 1.600 m.s.n.m. Desde allí se tienen parte de las mejores panorámicas del valle, hermosas vistas al paisaje rodeado de montañas te acompañaran a lo largo de todo el trayecto, existen tours y cabalgatas que llevan por la cordillera incluso hasta la famosa Laguna el Copín.  El Santuario de la Serrania Ciprés es una reserva de flora y fauna en donde se puede encontrar gran cantidad de Ciprés de la cordillera. Un bello santuario que debe ser resguardado. Imperdibles son las panorámicas hacia el resto del valle que es posible apreciar desde allí.
 
  
Comer, beber y relajarse 
 
Si visitas en el Valle de Aconcagua debes tener algo por seguro, vas a comer y beber bien, y sumado a eso, podrás relajarte y recuperar energías. La gastronomía de la zona es representativa de lo mejor de la comida tradicional chilena, sabores y aromas que te llevarán a percibir la esencia de nuestro valle. El restaurant La Ruca es sin duda una para obligatoria si lo que queremos es comer bien y conocer la cocina chilena, en un ent
orno rural. Este restaurant conjuga platos generosos con una estética del campo chileno, música folclórica que acompañara tu comida y una atención cariñosa. Si lo tuyo son los Sandwich, puedes visitar el Restaurant Lomo House enel centro de la ciudad de Los Andes.
Dentro de la cultura etílica más tradicional, en el valle existen diversas chicherías que producen durante todo el año chicha y otros licores de la tradición campesina chilena. La chichería Zelaya es icónica dentro de este circuito, siendo celebrada a nivel nacional la calidad de sus producciones. Si la cerveza es lo tuyo, el Restaurant El Chaski con su producción propia de cervezas artesanales es un imperdible de la zona. En ese mismo estilo, la cervecería “La Quebrá del Ají” en Los Andes es un lugar que debes visitar por sus sabores y excelente ubicación en el centro de la ciudad de Los Andes.  
Uno de los productos más notales del valle son sus vinos, por lo mismo la Ruta del Vino del Valle de Aconcagua es una excelente instancia para empaparte del mundo vitivinícola local, sus formas de producción, historia, entornos y por supuesto degustar los deliciosos vinos que acá se producen. Esta ruta, es una iniciativa de las principales viñas del valle: Viña San Esteban, Viña Von Siebenthal, Viña El Escorial, Viña Peumayen, Viña Sánchez de Loria y Viña Flaherty Wines.  Sin duda uno de los mayores atractivos que no puedes perderte. 
¿Y si nos relajamos por un rato? Olvidarnos de todos los problemas sumergidos en tibias aguas termales. Las termas del Valle de Aconcagua son reconocidas en todo el país, aguas naturales, terapéuticas inmersas en paisajes cercanos a la cordillera con la infraestructura necesaria para hacerte vivir una experiencia de bienestar. Simbólicas son las Termas del Corazón y las Termas de Jahuel, recintos con todas las comodidades necesarias para los visitantes más exigentes: hotel, restaurants, actividades al aire libre y por supuesto deliciosas aguas termales.
 
 
 
                                                                                                                                                                
Cultura y Patrimonio
 
Por estas tierras pasaron grandes personajes de la historia de Chile, vivieron culturas ancestrales que llenaron de un profundo simbolismo el entorno natural y ocurrieron hechos históricos trascendentales para el desarrollo de la nación. Por esto, el Valle de Aconcagua es rico en patrimonio en muchas dimensiones. Desde vestigios en sitios arqueológicos como los petroglifos hasta la diversa agenda cultural propuesta por Centros Culturales y Museos, la oferta es atractiva. Si lo que deseas es experimentar en terreno cómo vivieron nuestros pueblos originarios, el Parque Arqueológico Cerro Paidahuén es una excelente opción para comenzar, inmerso en los terrenos de la bella Viña San Esteban, es un monumento nacional declarado y resguardado, en él podrás ver vestigios de las culturas Inca y Aconcagua.
El Valle de Aconcagua es nombrada como la capital religiosa de Chile, acá vivió y desarrolló su obra la primera Santa Chilena Sor Teresita de Los Andes, en su honor se ha construido el Santuario de Auco en dónde descansan sus restos, el recinto posee un museo y está rodeado por hermosas áreas verdes. En esa línea, en la ciudad de Los Andes se encuentra el Convento de las Carmelita descalzas de Los Andes, lugar en donde vivía Sor Teresita, ambos forman parte de un rico patrimonio religioso que se erige en la zona, dentro del cual también se debe visitar la Iglesia de San Antonio de Padua en la ciudad de San Felipe, sector de El Almendral, datada en 1860 en el lugar se encuentra además de la bella iglesia el exconvento franciscano, tanto el templo como el convento tienen la categoría de monumento histórico nacional.
El Centro Cutural Pedro Aguirre Cerda es otro lugar por el que debes pasar, ubicado en la localidad de Pocuro, este centro es el resultado de la restauración de la casa del ex presidente de Chile Pedro Aguirre Cerda, y alberga un museo con una muestra permanente de la vida y obra del ex mandatario además de salas y espacios para actividades culturales diversas.
 
 
 
 
Deportes de invierno
 
La cercanía con la Cordillera de Los Andes proporciona al Valle de Aconcagua escenarios ideales para la práctica de deportes de invierno. El Hotel Portillo cuenta con canchas de esquí catalogadas dentro de las mejores de Sudamérica, con todas las comodidades que un hotel de esta categoría puede entregar. Para los más aventureros El Arpa es un centro de esquí cuyo principal atractivo son las nieves vírgenes en las que se puede practicar. Además de todo lo anterior el valle tiene localidades llenas de historia y paisajes inigualables, si buscas parajes silenciosos en donde la contemplación sea tu único objetivo, debes visitar Putaendo y Santa María, dos comunas ligadas al mundo rural con una fuerte carga histórica.
 
 
¿Quieres saber más? visita la sección Qué hacer 
 
Visita nuestro Valle de Aconcagua
Donde todo comienza